Los nuevos retos para las ciudades postcovid-19

Building & Places, perteneciente a Aecom España, realizó un decálogo en el que tomaron como inspiración el informe internacional de la compañía “The Future of Infraestructure” en el que se analizaron los cambios que deberían realizarse en las infraestructuras con el fin de una llevar a cabo una reconstrucción económica para poder superar la crisis que fue ocasionada por la pandemia de COVID-19.

En este decálogo se podía ver una gran apuesta por las zonas verdes, nuevos espacios públicos y una mejora drástica en la movilidad de las ciudades.

Teniendo en cuenta lo anterior, el equipo de Building & Places comenzaron a profundizar más en la crisis sanitaria sufrida por varios países durante el COVID-19, el cual dejó en claro que es muy importante poder adaptar los espacios en los que vivimos dependiendo de las distintas necesidades que se puedan presentar, sobre todo en las grandes ciudades.

La crisis mundial a la que nos estamos enfrentando en la actualidad ha dejado bastante expuesta los frágiles que son nuestros sistemas económicos, así como los sistemas socio-ecológicos, por lo que se han establecido una serie de factores clave, tal y como ha explicado Juan Cortés, quien es el responsable de Diseño Urbano y Paisajismo en Aecom.

Desde la compañía mencionan que ahora es cuando debemos de reflexionar sobre la preparación de las ciudades y sobre la capacidad que tiene para poder adaptarse ante crisis y catástrofes.

Es por ese motivo que en el decálogo mencionan cómo deberían de ser las ciudades del futuro con el fin de que podamos estar mejor preparados.

Según ellos, estas son las características que deberían de tener las ciudades.

¿Cómo deberían ser las ciudades del futuro?

Según el decálogo, estas son las características principales que deberían de tener las ciudades del futuro luego de que la infraestructura actual quedará expuesta por el COVID-19:

Los recursos urbanos deben de explotarse y gestionarse mejor

La principal característica que deberían tener las ciudades del futuro es facilitar la gestión de recursos como el agua y la electricidad.

Asimismo, también se deberían de gestionar las infraestructuras y los modelos de transporte, de forma que permitan garantizar una mejor sostenibilidad, permitiendo una distribución más justa durante la recuperación económica.

Los empleos y los servicios básicos se deben distribuir más equitativamente

Servicios como atención médica, equipos deportivos o instalaciones sociales tienen que distribuirse mejor entre la población.

Esto también tendrá un gran impacto en las necesidades de movilidad de las personas, haciendo que sea más sostenible y que las emisiones de contaminantes se vean reducidas notablemente.

Los espacios públicos deben rediseñarse para una mejor movilidad

Tanto las calles, los caminos, los parques, las plazas y cualquier lugar público deberían ser rediseñado de forma que permia un movimiento más seguro y rápido para poder llegar a otros lugares de la ciudad.

Las zonas verdes urbanas deberían tener más protagonismo

Las zonas verdes urbanas deberían tener dimensiones más generosas, de forma que den un servicio conjunto a la población y que se pueda acceder a estas de forma más sencilla a pie o incluso a bicicleta.

Estas son algunas de las características principales que deberían de tener las ciudades ideales poscovid.

EnglishSpanish