Continúan descendiendo las ventas de viviendas y las hipotecas

El confinamiento causado por la pandemia de COVID-19 hizo que muchos sectores se desplomaran debido a la situación económica complicada a la que se vieron expuestas una gran cantidad de personas. Dentro de todos los sectores, el inmobiliario es uno de los que se vieron más afectados.

Los datos oficiales que se tienen registraron que durante el mes de junio sólo se registraron 36.319 compraventas, cifra que representa un 20,9% interanual. Pero eso no es todo, ya que los datos también muestran que durante dicho mes se firmaron 17.911 préstamos hipotecarios, cantidad que resulta un 14,1% menos que la cifra vista en el mismo periodo el año pasado. Por otro lado, el precio de las viviendas tuvo una reducción del 2,9% interanual.

Conforme la situación comienza a volver a la normalidad los descensos son cada vez menores, pero aún así las transacciones de viviendas muestran la sexta caída consecutiva, situación que va lastrada por la contracción de los pisos de segunda mano.

Las cifras muestran que la venta de pisos mostró una reducción interanual del 22,9%, de los cuales el precio tuvo una caída del 24,5%. La caída que se pudo ver en estas transacciones de pisos libres se ocasiono por el descenso que sufrieron los pisos de segunda mano con hasta un -28,5%.

Por otro lado, la compraventa de pisos nuevos mostró un crecimiento interanual del 9,7%; mientras que la venta de viviendas unifamiliares tuvo una caída de 13,9% interanual.

Sin embargo, durante el mes de junio se pudo observar el mayor número de compraventas desde el mes de febrero, lo que quiere decir que la situación está regresando a la normalidad, a como estaban antes de que comenzará el confinamiento. Además, al comprar con los números mínimos vistos durante el mes de abril, tiempo en el que se estaba en pleno confinamiento, las operaciones incrementaron un 145% durante el mes de junio.

Aunque el panorama pinte cada vez mejor, con un agosto que luce bastante prometedor, es la mayor caída interanual que se ha registrado desde la crisis del 2011.

De esta forma, queda claro que hasta la fecha los datos siguen siendo bastante negativos debido al problema que el confinamiento le ocasiono al mercado. Sin embargo, las compraventas y el número de hipotecas han mostrado una clara recuperación en comparación al mes anterior.

Esto quiere decir que es muy probable que durante los siguientes meses podamos ver como esta tendencia positiva sigua aumentando en os próximos meses, siendo muy poco probable que volvamos a los mismos niveles que en la pandemia antes de que comience el 2021.

También se ha podido ver como ha bajado el precio promedio de las viviendas usadas. Así, el m2 de las viviendas que se compraron en junio llegó a alcanzar los 1.393€, mostrando una reducción del 3,9% interanual. Esta reducción del precio también se pudo ver en las viviendas unifamiliares, las cuales tuvieron una reducción del -9,6.

Los prestamos también se mostraron en números rojos con una reducción del 14,1%.

EnglishSpanish